martes, 28 de agosto de 2012

Educación, Diversidad Sexual y Discriminación

Educación, Diversidad Sexual y Discriminación

Por Enrique Adar Guadarrama Zea, Maestro en defensa y promoción de los derechos humanos por la UACM

 
En materia de educación y diversidad sexual continúa existiendo discriminación, ejemplo de ello es que la educación básica es machista, androcéntrica, sexista, homófoba y con exaltando valores como la monogamia, la fidelidad,  esto mantiene marginados a los niños que nos son heterosexuales, pues enseñan una ideología que conserva los roles de lo que debe ser un hombre y una mujer heterosexuales. Además no hay programas positivos sobre educación para la sexualidad desde la infancia, en las escuelas generalmente se omite la materia y los profesores no están preparados sobre el tema y se asume como tabú ante las posibles quejas de las sociedad de padres de familia.
A nivel universitario actualmente no existe una cátedra en que se investigue o explore el tema de la diversidad sexual no sólo en la Ciudad de México, sino en todo el país. Incluso en un universo tan aparentemente tolerante como el académico, la discriminación y homofobia, pueden ser sutiles y casi invisibles, la discriminación existe y es el fruto de los miedos irracionales, multitud de docentes han sido perjudicados, ya sea por la homofobia o por vivir con vih o sida, en ocasiones nunca pueden obtener una plaza permanente como profesores de educación básica, media básica, media superior, superior o universitaria, víctimas de la homofobia que hunde los ánimos, perjudica carreras y arruina vidas. 
El Estado mexicano tiene un compromiso con la educación sexual en todos los niveles educativos. Consideramos importante recordar que en agosto de 2008 durante la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación[1], firmada en la Ciudad de México en el marco de la XVII Conferencia Internacional sobre el SIDA, los gobiernos de América Latina y el Caribe, a través de sus secretarios o ministros de Salud y de Educación. Se comprometieron a impulsar políticas y estrategias intersectoriales de educación integral en sexualidad y promoción de la salud sexual, en el contexto de educación formal y no formal, con miras a reducir la expansión de la epidemia del VIH entre la juventud (incluida la diversidad sexual) de esta región del mundo. 
El Art. 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Toda persona tiene derecho a la educación... La educación debería ser dirigida al máximo desarrollo de la personalidad humana y al refuerzo del respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales. Esto promoverá el entendimiento, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones, grupos raciales o religiosos, y promoverá las actividades de las Naciones Unidas hacia el mantenimiento de la paz.[2] 
La educación sexual no puede estar separada del reconocimiento de la diversidad sexual, y que los compromisos deben cumplir en tiempo y forma, así mismo debemos exigir que se avance en la consecución de los mismos, independientemente de cómo se den los juegos y alianzas de poder entre los partidos políticos, las iglesias, las autoridades y la sociedad civil, sin olvidar el respeto al Estado laico y a los derechos humanos. 
Nohemy García Duarte, Académica de la Universidad Pedagógica Nacional-Ajusco, menciona que uno de los fundamentos de dicha Declaración fue el reconocimiento de que en América Latina y el Caribe, la principal vía de transmisión del VIH. 
“son las relaciones sexuales no protegidas, por lo que debe tomarse en cuenta las expresiones diversas de la sexualidad de la población y los contextos de vulnerabilidad en los que esta se ejerce”, de ahí entonces que los ministros hayan reconocido la urgencia de “proporcionar una educación de calidad que incorpore la educación de la sexualidad como derecho humano y como estrategia de calidad de vida actual y futura”. 
 “lo cierto es que hoy en día el gobierno federal, que nos representa a todos, se ha comprometido ante la comunidad internacional y local para llevar a cabo una serie de políticas públicas en beneficio de la población mexicana para ejercer “el derecho al disfrute del más alto nivel de salud, a la educación, a la no discriminación y al bienestar de las generaciones actuales y futuras”[3] 
Es necesaria la erradicación de la homofobia si queremos mejorar el rendimiento académico de los estudiantes y reducir ciertos problemas de salud mental individual, familiar y social, tal como lo comentó a NotieSe Rafael Mazín, asesor regional en VIH de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En el marco de la Consulta Regional sobre las Directrices Internacionales para Educación en Sexualidad, Mazín advirtió que hablar de homofobia en las aulas escolares aumenta la capacidad de las personas para gestionar su vida, las vuelve más responsables y mejor informadas.[4] 
Es decir se tiene  el reto de lograr que las escuelas sean seguras e incluyentes para crear un ambiente propicio en labores de prevención de VIH, infecciones de transmisión sexual y de información sobre diversidad sexual, violencia. 
En el marco de la Consulta Regional sobre las Directrices Internacionales para Educación en Sexualidad, expertos provenientes de distintos países de América Latina y de oficinas regionales de la Organización de las Naciones Unidas, consideraron que es necesario enfatizar la importancia que tiene la creación en las escuelas de ambientes no discriminatorios para la salud física y mental de los estudiantes, maestros y padres de familia. Puntualizaron que se requiere crear una serie de estrategias para combatir el bullying[5], acoso, violencia y abuso causados por conductas homofóbicas, discriminación de género, diferencias culturales, étnicas y discapacidades físicas o mentales. Reunidos en un céntrico hotel de esta capital, los especialistas exhortaron a las autoridades educativas de América Latina y El Caribe a implementar una estrategia de acciones y políticas concretas dirigidas a una cultura de respeto, inclusión, solidaridad y equidad en las escuelas con el fin de eliminar la homofobia, el estigma y la discriminación.[6]


[1] Declaración Ministerial “Prevenir con Educación” Cfr. http://www.cinu.mx/minisitio/lucha_sida/A63307.pdf , consultado el día 26 de febrero de 2011.
[2] UNESCO, Human Rights Education. Everyone has the right to education. Education should be directed to the full development of human personality and to the strengthening of respect for human rights and fundamental freedoms. It shall promote understanding, tolerance and friendship among all nations, racial or religious groups, and shall further the activities of the United Nations for the maintenance of peace (Art. 26 of the Universal Declaration of Human Rights) p. 1.
[3] García Duarte Nohemy. “Compromiso con la Educación Sexual”, en  suplemento Letra S, No. 159, sección Opinión, La Jornada, México, octubre de 2009, p. 8.
[4] Bastida Aguilar Leonardo, “Necesario erradicar homofobia de las aulas escolares”, advierten expertos, Llaman a crear ambientes sin discriminación, Grupos conservadores cuestionan guías de educación sexual de UNESCO, México, DF, septiembre 07 de 2009. http://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=3188 consultado el día 6 de noviembre de 2010.
[5] El bullying consiste en acoso escolar, también conocido como hostigamiento escolar, es cualquier forma de  maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula, el patio o afuera de los centros escolares.
[6] Bastida Aguilar Leonardo, “Necesario erradicar homofobia de las aulas escolares”, advierten expertos, Llaman a crear ambientes sin discriminación, Grupos conservadores cuestionan guías de educación sexual de UNESCO, México, DF, septiembre 07 de 2009. http://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=3188 consultado el día 6 de noviembre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario